Los 7 hábitos de emprendedores de éxito

Si en algún momento en tu puesto de trabajo o durante tu etapa de estudio has pensado en emprender, conocer los hábitos de los emprendedores de éxito es fundamental.

[yasr_overall_rating

7 hábitos de emprendedores de exito

 

Comenzar un emprendimiento no es tan sencillo, pero trae muchos beneficios y se aprende una gran cantidad de cosas en el camino. Aprendes a desarrollar un pensamiento crítico, a crecer permanentemente como persona, y por supuesto, a ganarte la vida.

Cuando eras pequeño, es muy posible que te imaginaras un futuro lleno de aventuras, grandes casas y negocios rentables. Sin embargo, ese futuro emprendedor no necesita esperar tanto, ni pasar por miles de puestos de trabajo aburridos y explotadores para que puedas empezar a emprender.

Estás decidido, quieres dar un paso adelante hacia ese futuro que soñabas… ¿Te parece si te echo una mano? conoce cuáles son los hábitos de los emprendedores de éxito en la actualidad. Seguro que te servirá como guía de inicio.

7 Hábitos de emprendedores exitosos

Estos hábitos o técnicas, sin duda, no los encontrarás en un libro o dentro de una clase universitaria. Una vez los pongas en práctica, lograras el éxito de tu emprendimiento.

1. Ama la incertidumbre

Es normal que el cerebro evite todo aquello que nos genere estrés e incertidumbre. No es extraño que le tengamos miedo a lo desconocido. Sin embargo, comenzar un nuevo emprendimiento requiere de valor y persistencia, ya que en el camino «ganarás y perderás».

Y si eres un fan de las películas de suspense y acción, no habrá  problema alguno. Pues, el desarrollo de tu emprendimiento podrá ser como una peli de Indiana Jones. Para llegar al Santo Grial, deberás dar un gran salto, y deberás tener fe.

Cuando nos atrevemos a ir a por aquello que queremos, aparecen puentes de la nada. Los emprendedores exitosos están preparados ante el riesgo. Apuestan por un negocio del que no saben nada, pero parece rentable. Y antes de rendirse, invierten al menos un poco.

Eso sí, lo hacen con sentido común y toman precauciones. Si aciertan, excelente. Y si el plan falla, nunca olvidan preguntarse ¿Qué puedo aprender yo de esto?

A fin de cuentas, vale la pena recordar «Quien no arriesga, no gana». Y es que si siempre haces lo mismo, no conseguirás nada nuevo. Si te atreves a hacer algo diferente, prepárate para conseguir respuestas diferentes.

2. Enfócate en lo importante

Al levantarte de la cama, tienes una lista de tareas o de propósitos. Tales como ir al gimnasio, pagar las facturas, pasar un examen… Haz de ese hábito algo constante, y busca lograrlos, porque en ocasiones el día se nos llena de «humo» y perdemos el foco.

Desde luego, habrá cosas importantes, y otras que se disfrazan haciéndote creer que también lo son. Diles que no, o simplemente encuéntrales otro lugar en tu agenda. Porque si no te aportan nada, perderás fácilmente el enfoque y al llegar la noche te preguntarás, ¿qué ha pasado?

 Enfócate en lo importante

|Consejo: Destina tu día para tres tareas: 1 profesional, 1 personal y 1 social. Céntrate en completarlas y no te vayas a la cama sin haberlas resuelto.

Pongámoslo de una manera práctica: estás construyendo tu empresa. Todos los días deberás hacer algo que te acerque un poco más a la meta. Si tu proyecto dura un año, tendrás 365 días para actuar.

3. Leer un libro por semana

Si tienes un hábito de lectura, fabuloso. En caso contrario, debemos de decirte que hay muchas cosas que te estás perdiendo. Quizá, también es que no has encontrado los libros correctos.

Y en caso de que una semana te parezca poco tiempo para leer, la verdad es que es un intervalo de tiempo adecuado. Se puede leer un libro en una semana si aprovechas tus minutos libres. Bien sea esperando tu turno en el banco o antes de dormir.

Si te lees un libro a la semana, en un año te estarías leyendo alrededor de 52 libros. Cincuenta y dos ejemplares de puro conocimiento que te ayudarán a desarrollar tu mente. En tres años, más de 150 libros que podrían convertirte en el mejor profesional de tu campo donde quieras ser un experto.

Los 7 hábitos de emprendedores de exito

Claro, para ser un profesional necesitarás más que teoría: Experiencia. Sin embargo, no dudo en que durante esos tres años obtendrás los aciertos y desaciertos que te he comentado. Por lo tanto, tendrás ambos caminos hechos.

Vale, si leer te sigue pareciendo un plan que no va contigo, busca otro medio para obtener conocimiento. Puedes Apúntarte a seminarios, talleres, cursos y demás equipos formativos que sumen a tu carrera. O algunos de los libros los puedes escuchar mediante podcasts. La idea es seguir creciendo, y para ello requerirás tiempo, determinación y enfoque.

4. Llevar las cuentas

Hace muchos años aprendí que quienes no llevan las cuentas o control de lo que están haciendo, lo tienen muy difícil. Vamos a reformularlo mejor: si no llevas un control de tus ingresos y gastos (lo que ganas vs lo que gastas) es difícil tomar decisiones. Como ya dijo el británico  Lord Kelvin en el siglo XVII «Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre. … En definitiva, para llevar a cabo un buen emprendimiento es necesario saber lo que ganas y cómo y dónde lo gastas.

Recordemos el punto uno para construir un negocio exitoso: Amar la incertidumbre. Este hábito no puede trabajar por sí solo y contar nada más con la valentía. Debes tener una contabilidad que te permita predecir si será un negocio rentable o no. Este es uno de los hábitos de los emprendedores exitosos que jamás puedes dejar de lado.

Al comenzar un proyecto es importante revisar si tienes el tiempo para desarrollarlo y el capital suficiente para llevarlo a cabo. Organízate para que todo aquello que te quieras proponer lograr, por muy pequeño que sea, salga a flote.

Una palabra clave siempre será: PLANIFICACIÓN. A partir de aquí te evitarás un sinfín de problemas a futuro. Sin ello, no hay posibilidad de éxito.

5. Rodéate de equipos ganadores

Imagina que eres un jugador de fútbol, y te dan la oportunidad de elegir con cuál equipo vas a jugar. Lo lógico sería que eligieses a equipos de élite, ¿correcto?

Pues, así debe ser en cada aspecto de tu vida. Rodéate de personas que te sumen. Esa es una de las claves para emprender con éxito infalible. Gente con experiencia, personas entregadas y comprometidas con su trabajo o que, de alguna manera u otra, te hagan crecer como persona.

Muchas veces habrás escuchado «Dime con quién andas y te diré quién eres», y tiene sentido. Por lo general, las personas con actitud ganadora aman la vida. Normalmente, estos son buenos apostando y trabajando para lograr sus metas y, desde luego, para trabajar en equipo.

Los 7 hábitos de emprendedores de éxito

Otra situación que te será más fácil de visualizar es la siguiente:

Estás construyendo tu empresa, y por momentos estás solo. No tienes conocimiento alguno de las técnicas de emprendimiento ni nada parecido.

El tema está en que, en ocasiones, para ofrecer un producto o servicio requieres de un equipo completo. Los involucrados deben ser personas competentes y comprometidas para que ese negocio salga adelante.

Créenos, no se puede hacer TODO por cuenta propia. Es complicado representar todas las funciones. El papel del vendedor, productor, marketer, y demás. La segunda palabra mágica de este hábito para emprendedores de éxito es: DELEGAR.

Sé listo identificando aquellos talentos humanos que podrían acompañarte en ese proyecto que tienes en mente. Pronto, no solo contarás con un gran equipo, sino también con ideas brillantes. Un brainstorming marca el inicio de buenos resultados, ¿no lo crees?

6. Sistematiza tu empresa

Este término podrá sonar un poco complicado, pero trae buenos resultados. En sí, grandes compañías nacionales e internacionales tienen éxito gracias a su sistematización.

¿Qué significa esto? Simplemente, que existen reglas y un procedimiento para cada situación. Imagínatelo como un sistema de engranajes que permiten que el motor funcione. De eso se trata, de automatizar los procesos.

El resultado será que el día que desees tomarte un descanso, podrás hacerlo tranquilo sabiendo que todo seguirá funcionando de manera correcta. Y hazme caso, porque lo necesitarás…

Un ejemplo más práctico sería recordar tu época escolar o universitaria. Para tener conocimiento y retenerlo, debías contar con una buena técnica de estudio. Es por ello que probaste varias maneras hasta conseguir una que funciono. Una vez la conseguiste, la repites y la repites.

Importante: La sistematización puede ser modificada, como no. Pero solo si existe una posibilidad de mejorarla, o también, omitirla cuando no resuelva el problema y debes buscar otra solución. Por lo tanto, contarás con tu equipo de ganadores para hallar la mejor forma de realizar el trabajo.

7. ¡Entra en acción!

De nada vale leerte 150 libros, montar una gran estrategia o crear un equipo profesional si no entras en acción. Aunque «tener una idea» ya es una acción, esta debe ser desarrollada para obtener resultados.

Vamos a verlo: Hoy estás hablando con un amigo para viajar juntos y tomar unas vacaciones. Si ninguno se toma la tarea de buscar ofertas de vuelo, los paquetes turísticos y demás, allí quedará la idea.

Cambia el «¿Y si…?» por el «¡SÍ, vamos a hacerlo!». Para lograrlo, no pierdas la emoción que tuviste al expresar la idea, aprovéchala para tomar cartas en el asunto. Apenas estéis de acuerdo, enciende el ordenador o coge tu móvil para empezar a investigar.

Los 7 hábitos de emprendedores de éxito

Es normal que antes de comenzar tu emprendimiento te plantees varios interrogantes. A continuación, te respondo las preguntas más comunes.

¿Tengo perfil de emprendedor?

Si tras autoevaluarte, no practicas los mismos hábitos de los emprendedores de éxito, tengo buenas noticias para ti. Puedes desarrollar este perfil de emprendedor empezando desde hoy. Y en el trascurso, plantéate si tu perfil corresponde con tu más reciente plan de emprendimiento.

Por ejemplo, si piensas lanzar un proyecto sobre gastronomía, pero no tienes conocimientos de cocina, rodéate de quienes sí los tengan. De igual manera, tienes otra opción: vender tu idea a un inversor (esto se aplica solo si buscas ganar dinero y no emprender).

¿Cómo sé que mi idea de negocio es rentable?

Valida tu idea de negocio identificando si lo que deseas ofrecer al mercado te generaría más ganancias que pérdidas.

Importante: Pocas veces le «crearás» una necesidad a tu consumidor final. No, ya la necesidad la tiene y queda de tu parte cómo responder ante ella. Sé observador y conoce tu sector, para entonces ofrecer un producto o servicio con un valor agregado que marque la diferencia.

Aspectos a tener en cuenta antes de iniciar un negocio

Tenemos cuatro palabras para ello: Aplica el análisis DAFO. Revisa las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades de tu futuro negocio. Este recurso te permitirá evaluar el mercado y comprobar si es conveniente llevarlo a cabo.

Si funciona, prosigue a plantear estrategias. En caso contrario, será necesario modificar un poco la idea, o pensar en otras oportunidades de negocio.

Los 7 hábitos de emprendedores de éxito

¿Cómo establecer un precio para mi producto o servicio?

En el momento que tengas que desarrollar tu idea de negocio, ten en cuenta si tu público objetivo puede permitírselo. Piensa que tu idea puede ser brillante e innovadora, pero, si es inaccesible será, un fracaso inminente.

¿Es el momento adecuado para iniciar mi negocio?

A no ser que sea un gran avance científico que tome años de estudio, presta atención a las necesidades que hoy requieren respuestas rápidas. Es decir, tu idea debe coincidir con una tendencia actual que no sea propensa a desaparecer en un periodo próximo.

Ante esto, ten siempre presentes:

  • Si el mercado está preparado.
  • La capacidad de inversión para iniciar y mantener a flote el proyecto.
  • Tu idea encaja con las tendencias de consumo.
  • Tu propuesta de valor versus la de tu competencia
  • El negocio no tiene restricciones legales.
  • Tienes posibilidades de expansión internacional (opcional).

Y no olvides, para cualquier emprendimiento, sin importar el sector, necesitarás trazar un plan de negocio y un plan financiero. Sin un plan, más del 80% de los emprendedores no llegan al tercer año incluso si la idea de negocio es prometedora.

Si necesitas ayuda, mi recomendación es que antes de hacer grandes inversiones y gastos, empieces por el

Finalmente….

Si has llegado hasta aquí, te podrás haber dado cuenta de que, emprender, parece un estilo de vida. Y en esencia, es un proyecto que requerirá de muchos esfuerzos y tomar riesgos.  Como la vida misma, tu camino al éxito tendrá muchos o pocos riesgos según cómo lo trabajes.

Desde que empiezas, es importante que entres en acción muchas veces. En ocasiones, cambiarás tu sistema para lograr mejores resultados. No te olvides de comunicarte con tu equipo de trabajo.  Y, ante todo, sigue desarrollándote como profesional, emprendedor y como persona.

Recuerda que para acercarte a tu objetivo, y convertir lo invisible (idea) en visible (éxito) tendrás que sembrar más semillas. A fin de cuentas, todo sucede por causa y efecto. Y todo lo que nos pasa es un resultado de lo que hacemos, y eso marcará la diferencia.

¿Te animas a comenzar incluyendo en tu vida algunos hábitos de emprendedores de éxito?

¡Por cierto!

Si aún no te has suscrito a nuestra newsletter gratuita, te invito a hacerlo ahora.

Te mantendremos informado de novedades legislativas, subvenciones, ayudas y noticias que serán de tu interés.

Suscríbeme a Bolein Newsletter Asepyme

¡Porque si tú te tomas en serio los impuestos, nosotros también!

Artículos relacionados sobre emprendimiento y negocios

Si necesitas asesoramiento para informarte sobre los 7 hábitos de emprendedores de éxito contacta con el equipo de abogados y asesores.