ENTIDADES Y ASOCIACIONES SIN ÁNIMO DE LUCRO

ASESORAMIENTO – GESTIÓN – FISCALIDAD

Asesoramiento a entidades y asociaciones sin ánimo de lucro

Entidades y asociaciones sin ánimo de lucro – Gestión y fiscalidad

En Asepyme somos expertos en el asesoramiento de asociaciones y entidades sin ánimo de lucro. Desde el 2014 se han producido importantes cambios en la fiscalidad y en caso de no cumplirlas pueden encontrarse con los siguientes problemas:

  • La administración puede sancionarle por el incumplimiento
  • No podrá disfrutar de subvenciones
  • Los miembros o titulares de los órganos de gobierno y representación, entre otros, podrían verse obligados a responder civil y administrativamente

¿Desea que le llamemos?

Nombre (*)

Teléfono (*)

Email (*)

Acepto la política de privacidad

¿Qué puede hacer Asepyme por una asociación sin ánimo de lucro?

1º – Podemos regularizar su situación para evitar sanciones y responsabilidades, presentando todo lo necesario para ello.

2º – Informar mensualmente de las obligaciones en materia fiscal y laboral presentando los impuestos correspondientes.

3º – Facilitar la plataforma, herramientas y recursos necesarios para cumplir con todas las obligaciones fiscales con las ventajas que ofrece la asesoría online.

4º – Facilitar modelos de Convocatorias de Juntas, Asambleas, Actas, etc.

5º – Gestión con la administración: Presentamos las declaraciones o atendemos los requerimientos que la administración te solicite. La asistencia en inspecciones, etc, son servicios que se prestan online, pues el 99% de las relaciones con la administración se realizan a través de internet

Y eso no es todo…además con nuestro servicio de asesoría gestoría online:

1º – Dispone de un software online de Facturación y Contabilidad
2º – Análisis del modelo de negocio de su asociación para ver como se puede rentabilizar la misma, conseguir mas asociados, notoriedad, etc.
3º – Newsletter semanal con novedades en diversas materias.
4º – Servicio de Consultoría o Asesoría Fiscal, Laboral y Mercantil.
5º – Servicio telefónico y/o online atendido por nuestro equipo de expertos

Nuestras garantías

  • 30 años de expreriencia
  • Un mes de prueba gratis
  • Sin contratos de permanencia
  • Trabajo en equipo
  • Máximo compromiso

Amplíe la información en nuestro blog

Lea nuestro artículo publicado en este post, donde respondemos a las dudas más frecuentes respecto a las obligaciones de este tipo de entidades.

Si quiere conocer las obligaciones de su Asociación en relación con los distintos impuestos, puede acceder a nuestros artículos que hablan de cada uno de ellos de forma especifica:

Preguntas frecuentes sobre asociaciones

Si tu Asociación está exenta de IVA

No tendrá obligación de presentar declaraciones del IVA, pero esto no le exime de ciertas obligaciones como son:

  • Libro de bienes de inversión, donde registrarán los citados bienes
  • Libro de provisiones de fondos y suplidos (en su caso)
  • Libro diario, donde se contabilizarán los asientos diarios de todas las operaciones, así como los movimientos bancarios.
  • Archivo documental, donde se almacenarán todos los documentos.
  • Balance anual, donde se reflejará a modo de informe financiero contable la situación económica financiera en un momento determinado.
  • Impuesto sobre sociedades, que es el que grava las rentas del ejercicio anterior (Modelo 202)
  • Declaración anual de operaciones con terceros (Modelo 347)

 

Si tu Asociación está sujeta a IVA

Tendrá ente otras obligaciones las siguientes:

  • Libro de ingresos
  • Libro de gastos
  • Libro de bienes de inversión.
  • Libro de provisiones de fondos y suplidos (en su caso)
  • Libro diario, donde se contabilizarán los asientos diarios de todas las operaciones, así como los movimientos bancarios.
  • Archivo documental, donde se almacenarán todos los documentos
  • Balance anual, donde se reflejará a modo de informe financiero contable la situación económica financiera en un momento determinado.
  • Impuesto sobre sociedades, que es el que grava las rentas del ejercicio anterior (Modelo 202)
  • Declaración anual de operaciones con terceros (Modelo 347)
  • Autoliquidaciones trimestrales de IVA (Modelo 303)
  • Resumen anual de IVA (Modelo 390)
A raíz de esta reforma todas las asociaciones (salvo las que no tengan obligación en base al apartado 3 del artículo 9 antes citado), tanto si sus rentas están exentas como no, tiene obligación de presentar Impuesto sobre Sociedades, antes del 25 de julio de 2016. (Modelo 201).

Si las asociaciones tienen rentas que no están exentas, también tendrían la obligación de presentar pagos a cuenta del citado Impuesto sobre Sociedades EN los meses de Abril, Octubre y Diciembre. (Modelo 202).

En el mes de febrero deberán de presentar declaraciones informativas por las operaciones que hayan realizado con proveedores o clientes que en su conjunto superen los 3.005 euros. (Modelo 347)

Deberán de llevar una contabilidad ajustada al artículo 25 del Real Decreto de 22 de agosto de 1885, por el que se regula el Código de Comercio.

De conformidad con el Capitulo II del Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento que regula las obligaciones de facturación, todas las facturas deberán de cumplir con una serie de requisitos para que sean admitidas por la AEAT como gastos deducibles. En el caso de facturas simplificadas, reguladas en el artículo 7 del citado RD, deberán de contener:

  1. a) Número y, en su caso, serie.
    b) Fecha de expedición.
    c) Fecha de operación si es distinta de la de expedición.
    d) NIF y nombre y apellidos, razón o denominación social del expedidor.
    e) Identificación de los bienes entregados o servicios prestados.
    f) Tipo impositivo, y opcionalmente también la expresión “IVA incluido”
    g) Contraprestación total.

El artículo 97.Uno de la Ley 37/1992, señala que únicamente pueden ejercitar el derecho a la deducción los empresarios o profesionales que estén en posesión del documento justificativo de su derecho, considerándose como tales entre otros “La factura original expedida por quien realice la entrega o preste el servicio o, en su nombre y por su cuenta, por su cliente o por un tercero, siempre que se cumplan los requisitos que reglamentariamente se establezcan”.

En caso de que las facturas no cumplan los requisitos de facturación no podrán considerarse gastos a efectos del calculo del Impuesto sobre Sociedades.

Hay varios motivos principalmente:

  • Pueden sancionarles por el incumplimiento
  • No podrán disfrutar de subvenciones si no están al corriente en sus obligaciones con Hacienda.
  • Los miembros o titulares de los órganos de gobierno y representación, y las demás personas que obren en nombre y representación de la asociación, podrán responder civil y administrativamente

Posiblemente si solicita alguna subvención la entidad que se la vaya a abonar le requerirá un certificado de estar al corriente y si la AEAT se lo emite negativo, no le podrán abonar la subvención.

En el caso de no presentar en plazo el Impuesto sobre Sociedades, se estará cometiendo una infracción tributaria tipificada en el artículo 198 de la Ley General Tributaria, siempre y cuando no se produzca perjuicio económico a la Hacienda Pública, y la infracción prevista en este caso será leve, y la sanción consistirá en multa pecuniaria fija de 200 euros.

En el caso de dejar de ingresar la deuda tributaria que debiera resultar de una autoliquidación (impuesto sobre Sociedades o pagos a cuenta), se estará cometiendo una infracción tributaria tipificada en el articulo 191 de la Ley General Tributaria. En el mejor de los casos, considerándola como una infracción tributaria leve por ser la base de la sanción inferior o igual a 3.000 euros, la base de la sanción será la cuantía no ingresada en la autoliquidación como consecuencia de la comisión de la infracción y la sanción consistirá en multa pecuniaria proporcional del 50 por ciento.

En el caso en que no se presente el Modelo 347 se estará cometiendo una infracción tributaria tipificada en el artículo 93 y 94 de la Ley General Tributaria con una sanción pecuniaria fija de 20 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a una misma persona o entidad que se haya omitido, con un mínimo de 300 y un máximo de 20.000 euros.

En caso de incumplir las obligaciones de índole contable y registral se considerará infracción tributaria simple y se castigará con multas de 150,25 a 6.010,12€, considerándose incumplimiento entre otros los siguientes casos:

  • Inexactitud u omisión de una o varias operaciones en la contabilidad
  • Falta de prueba y documentos contables.

En caso de no cumplir con los requisitos de facturación establecidos en el Real Decreto 1619/2012, el artículo 201 de la Ley General Tributaria establece una Infracción tributaria por incumplir obligaciones de facturación o documentación.

Así, si hemos emitido las facturas pero hemos cumplido defectuosamente con lo establecido en relación con su emisión nos encontraremos con una sanción grave castigada con una multa del 1% sobre el importe de las facturas defectuosas.

Si la factura se emitió con datos falsos o falseados, la sanción ya no será  del 1%, sino del 75%, siendo la infracción en este caso muy grave.

Diferente será el caso de que no se haya emitido o no se conserve la factura estando obligados a ello, pues aunque la infracción seguirá siendo grave, la sanción será del 2% sobre el importe de las facturas no emitidas o no conservadas, o de 300 euros por cada operación no facturada en caso de no poder calcular dicho importe.

Además, si el incumplimiento afecta a más del 20% del importe total de las operaciones en las que es obligatorio emitir factura, estaremos ante un incumpliendo sustancial de las obligaciones con lo cual las sanciones se incrementaran en un 100%.

El régimen de responsabilidad civil de las asociaciones viene impuesto por el artículo 15 de la Ley Orgánica de Asociaciones, y por tanto no es necesario establecer ninguna previsión concreta en los estatutos.

Si la asociación está inscrita, los asociados nunca van a responder con su patrimonio de las deudas de la asociación, ya que en virtud de la inscripción se produce una separación absoluta entre el patrimonio de la asociación y el de sus asociados.

Sin embargo, el régimen de responsabilidad va a ser distinto en el supuesto de los miembros de la Junta Directiva.

Conforme se desprende del artículo 15 de la Ley de Asociaciones:

  • Los miembros o titulares de los órganos de gobierno y representación, y las demás personas que obren en nombre y representación de la asociación,responderán civil y administrativamente por los actos y omisiones realizados en el ejercicio de sus funciones y por los acuerdos que hubiesen votado, ante ésta, ante los asociados y ante terceros por los daños causados y las deudas contraídas por actos dolosos, culposos o negligentes.
  • Cuando la responsabilidad no pueda ser imputada a ningún miembro o titular de los órganos de gobierno y representación, responderán todos solidariamente, a menos que puedan acreditar que no participaron en su aprobación y ejecución o que expresamente se opusieron a ellas.
  • De ahí que resulte tan importante una adecuada redacción de las actas de la Junta Directiva, en las cuales deben figurar no sólo los acuerdos adoptados, sino también el resultado de las votaciones y los asistentes a la reunión; y ello es así porque las actas de las reuniones constituyen medio de prueba adecuado para demostrar que el cargo directivo no estuvo presente en la reunión en la que se adoptó el acuerdo, o que votó en contra.

En el supuesto de que no concurran las circunstancias de dolo, culpa o negligencia en la conducta de los cargos directivos, la responsabilidad será sólo de la asociación.

¿Qué deben tener en cuenta fiscalmente entidades y asociaciones sin ánimo de lucro?

Con la nueva Ley 27/2014 y tras la corrección hecha en el Real Decreto-ley 1/2015, los contribuyentes a que se refieren los apartados 2, 3 y 4 del artículo 9 de esta Ley estarán obligados a declarar la totalidad de sus rentas, exentas y no exentas. Entre estas entidades se encuentran las Asociaciones, Clubes deportivos, AMPAS, Fallas, Teatro y danza, Asociaciones musicales, deportivas, gastronómicas, animales y plantas, ONG’s, etc.

No obstante, los contribuyentes a que se refiere el apartado 3 del artículo 9 de esta Ley no tendrán obligación de presentar declaración cuando cumplan los siguientes requisitos:

  • Que sus ingresos totales no superen 75.000 euros anuales.*
  • Que los ingresos correspondientes a rentas no exentas no superen 2.000 euros anuales.
  • Que todas las rentas no exentas que obtengan estén sometidas a retención.

Es decir:
Con efectos para los períodos impositivos que se inicien a partir del 1 de enero de 2015, excluye de la obligación de presentar declaración en el Impuesto sobre Sociedades a las entidades parcialmente exentas, cuyos ingresos totales del período impositivo no superen 75.000 euros anuales, siempre que el importe total de los ingresos correspondientes a rentas no exentas no supere 2.000 euros anuales y que todas sus rentas no exentas estén sometidas a retención.

Las entidades y asociaciones sin ánimo de lucro parcialmente exentas que no tendrán que presentar la declaración del Impuesto sobre Sociedades, cuando se cumplan los requisitos mencionados anteriormente, son: las entidades e instituciones sin ánimo de lucro no sujetas a la Ley 49/2002, las uniones, federaciones y confederaciones de cooperativas, los  colegios profesionales, las asociaciones empresariales, las cámaras oficiales y los sindicatos de trabajadores, los fondos de promoción de empleo constituidos al amparo del artículo veintidós de la Ley 27/1984, las Mutuas  Colaboradoras de la Seguridad Social y las entidades de derecho público Puertos del Estado y las respectivas de las Comunidades Autónomas, así como las Autoridades Portuarias.
Esta exclusión de la obligación de presentar declaración no se aplicará a las entidades e instituciones sin ánimo de lucro parcialmente exentas que están sujetas a la Ley 49/2002, que estarán obligadas a declarar la totalidad de sus rentas, exentas y no exentas, independientemente de su volumen de ingresos.
* No obstante, según la Ley de Presupuestos para 2016, para los contribuyentes parcialmente exentos del Impuesto sobre Sociedades, se eleva la cuantía de los ingresos totales para no presentar declaración, de 50.000 euros a 75.000 euros.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER Y EMPIEZA A CAMBIAR TU EMPRESA

Te regalamos el libro de Rogelio Villalba

Cómo convertir TU IDEA en un modelo de NEGOCIO RENTABLE