Cómo facturar sin ser autónomo

En alguna ocasión puede haberte surgido la posibilidad de realizar un trabajo puntual para ganar un complemento a tu sueldo, y te habrás preguntado ¿puedo facturar sin ser autónomo?, ¿es legal si es sólo algo puntual?, ¿o debo darme de alta como autónomo de todas formas?

Como hacer facturas sin estar de alta de autónomo

Si te has preguntado esto, sigue leyendo, pues en ciertas circunstancias sí que es posible facturar sin ser autónomo, pero es un tema algo ambiguo, por lo que hemos de empezar detallando qué se considera ser autónomo.

¿Qué es un autónomo? 

Según la Ley 20/2007, del 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo, publicada en el BOE núm. 166, del 12/07/2007, se consideran autónomos a:

‘’las personas físicas que realicen de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, den o no ocupación a trabajadores por cuenta ajena’’

Además, los autónomos deben estar registrados en el Régimen especial para trabajadores autónomos (RETA).

Dicho régimen tiene un coste en 2021 de 286,15€ al mes como mínimo, y es una de las razones por las que te puedas plantear si es rentable facturar algo puntual sin darte de alta de autónomo.

¿Cuándo no se puede facturar sin ser autónomo? 

En el caso de que realices la actividad de forma continuada en el tiempo o superes el Salario Mínimo Interprofesional, tienes obligación de darte de alta de autónomo.

Si no te das de alta en RETA estaríamos hablando de un fraude laboral, por lo que podrían reclamarte el pago de las cuotas atrasadas más un recargo (de 10% al 35% dependiendo de que el pago sea voluntario o la Seguridad Social lo reclame).

Y una de las consecuencias es que te darían de alta de forma inmediata en el sistema.

Si te ves obligado a darte de alta de autónomo, quizá puedas acogerte a la tarifa plana.

Te explico brevemente; si es la primera vez que te das de alta de autónomo o hace más de dos años que no lo eres, en el año 2021 pagarías 60 euros al mes de autónomo (en vez de 286,15) durante el primer año, y se te bonificaría una parte de la cuota también del segundo año, por lo que se hace más llevadero el pago al principio.

Este periodo se puede incrementar dependiendo de la Comunidad Autónoma.

¿Cuándo se puede facturar sin ser autónomo? 

Como hemos visto anteriormente, la habitualidad es una de las condiciones para obligarte a darse de alta de Autónomo. Sin embargo, el concepto de habitualidad es indeterminado, y muchos autónomos han llegado a los tribunales por ello.

Por lo tanto, no será necesario que te des de alta de autónomo cuando se cumplan las siguientes circunstancias:

Que la actividad económica no se realice de forma habitual. 

Es fundamental demostrar a Hacienda que es algo puntual, que es una actividad esporádica y que no es tu principal fuente de ingresos. Por tanto, deberá compatibilizarse con otra actividad que sí sea tu principal fuente de ingresos.

No generar ingresos superiores al SMI (Salario Mínimo Interprofesional). 

Para poder facturar sin ser autónomo no debes generar ingresos superiores a 950 euros brutos mensuales del salario mínimo (13.300 al año) en 2021.

Cómo facturar sin ser autónomo 

A continuación te detallo algunas de las cosas que debes de tener en cuenta a la hora de facturar sin estar dado de alta como autónomo.

  • En primer lugar, comprueba tu situación en base a lo que te he explicado anteriormente. Si es sólo algo puntual y lo que vas a facturar está por debajo del salario mínimo, tienes todo el derecho a facturar como persona física.
  • Date de alta en Hacienda en el censo de empresarios, profesionales y retenedores. Para ello debes rellenar el modelo 036 o modelo 037, y presentarlo de forma online (con la Cl@ve PIN o tu DNI electrónico) o de forma presencial en cualquier oficina de la Agencia Tributaria. Es un trámite totalmente gratuito.
  • Cumplir con las obligaciones tributarias. Debes declarar los impuestos correspondientes en base a las facturas emitidas y recibidas. Para liquidar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) se presenta trimestralmente el modelo 130 (pagos a cuenta de la renta). Y para liquidar el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) se presenta trimestralmente el modelo 303, y su correspondiente modelo anual 390.

Una vez factures y cumplas con tus obligaciones fiscales, si ya no vas a facturar debes darte de baja en Hacienda con el mismo modelo 036 o modelo 037 que te diste de alta.

Cuidado con recurrir a terceros para facturar. Existen cooperativas de trabajo asociado, que te dan de alta y facturan por ti (para trabajadores con pocos ingresos), pero últimamente están el punto de mira de la Inspección de Trabajo porque consideran que tienen una finalidad defraudadora.

¿Qué sucede si facturo sin estar de alta de autónomo? 

Si tienes obligación de darte de alta como autónomo, pero decides no hacerlo, ten cuidado, pues la Seguridad Social puede reclamarte gran cantidad de dinero en concepto de cuotas atrasadas, sanciones y multas.

Este desembolso es mucho mayor que si te hubieras dado de alta directamente como autónomo desde el principio.

También perderías todo el derecho a la bonificación de la tarifa plana que hemos comentado antes, por lo que te cobrarían la cuota normal de autónomo. (más el recargo y  la multa).

Si además estás cobrando el subsidio por desempleo, no puedes emitir facturas ni darte de alta como autónomo, podrías perder el derecho a la prestación. Es mucho mejor compatibilizar el paro o pedir el pago único para utilizarlo en los inicios de tu actividad.

Artículos relacionados 

Y si tienes más dudas sobre cómo facturar sin ser autónomo, o necesitas ayuda a la hora de darte de alta, ponte en contacto con nuestro equipo de asesores y abogados de autónomos