Cómo emprender un negocio

Hoy en día pocos saben cómo emprender un negocio. Sin embargo, lo curioso es que muchas personas quieren aprender a hacerlo, y si has llegado hasta aquí es porque a ti también te gustaría.

Sé muy bien que comenzar un nuevo negocio no es fácil. Es evidente que conlleva una serie de responsabilidades y necesidades que hay que atender para que pueda funcionar.

Entonces, ¿quieres conocer cómo emprender tu negocio?

Si es así, quédate y sigue leyendo. Te enseñaré los pasos clave para que esa idea de negocio que tienes en mente se materialice pronto y de la mejor forma posible.

Como emprender un negocio

 

Cuando comenzamos un emprendimiento, nos surgen muchas dudas como:

  • ¿Qué idea de negocio puedo ofrecer?
  • ¿Es viable mi idea de negocio?
  • ¿Es el momento adecuado para lanzar mi idea?
  • ¿Existen competidores en el mercado?
  • ¿Cuál es mi mercado objetivo?
  • ¿La gente está dispuesta a adquirir lo que ofrezco?
  • ¿Cuál es el nombre adecuado para mi negocio?

Y muchas más de esas preguntas que nos podemos plantear al ser emprendedor.

A través de una serie de pasos es como iremos escalando nuestra idea. Desde el concebir y planear la idea, hasta sentar las bases y contratar personal al cual delegar las tareas correspondientes a las operaciones diarias.

Pasos para emprender un negocio

1)   Aprovechar el tiempo libre

Aunque no te sea posible dejar tu trabajo formal para dedicarte de lleno a emprender un negocio, puedes trabajarlo en tus tiempos libres. Esto te ayudará muchísimo, ya que además de trabajar en tu idea, podrás subsistir y afrontar los gastos diarios.

2) Realiza una lluvia de ideas para encontrar la tuya

En este paso, es necesario tomar una hoja y un lápiz o cualquier lugar donde escribir y dar rienda suelta a tus pensamientos. Así, tendrás a la mano un amplio abanico de ideas para emprender un negocio.

No importa que tan absurdas puedan sonar, es importante dejar fluir todo lo que se encuentre en nuestra mente. Ya después será el momento de reflexionar y seleccionar adecuadamente las mejores ideas.

3) Encontrar una oportunidad para emprender un negocio

Una vez que tengas en tu mano la lista de posibles ideas, llegó el momento de elegir. Para ello, tienes que seleccionar aquellas ideas que mejor se acomoden a ti y a ciertos factores externos. Entre estos se encuentran:

  • Tus gustos: Identificar una oportunidad para emprender un negocio relacionada con algo que te guste o te apasione.
  • Las tendencias: Tener en mente algún nicho en el cual se esté dando un boom importante o que tenga un crecimiento acelerado. Ahí es donde normalmente surgen las grandes oportunidades para emprender un negocio.

4) Verifica el mercado y valida lo que ofreces

Un paso crucial a la hora de emprender un negocio es estudiar un poco el mercado. A esto se refiere el ubicar hacia quién estará dirigido tu producto o servicio y si esta gente está dispuesta a adquirirlo.

Debes conocer si lo que ofreces tendrá algún beneficio nuevo o adicional a lo ya existente en ese nicho. De esta manera, te será más sencillo destacar y concretar ventas. Unas cuantas maneras de validar lo que ofreces son las siguientes.

Realizar un análisis comparativo de lo que brindas y lo que ya existe

Debes tomar tu idea de negocio y compararla con otras ya existentes. Así podrás visualizar qué es lo nuevo que tienes para aportar y como te es posible destacar.

De igual forma, es muy bueno tomar apuntes sobre las reseñas que ha dejado la gente sobre estos productos. Con ello, se puede tomar ideas para emprender un negocio con un toque distinto y retador.

Recibir feedback de otras personas

Muestra lo que tienes que ofrecer a tu mercado objetivo y toma nota de las opiniones que te ofrecen. Una forma fácil de hacerlo es realizando encuestas a través de las redes sociales. Aunque también se puede hacer de manera offline.

5) Elegir un nombre para el negocio

Una vez hayas concretado tu idea, el siguiente paso para emprender un negocio es hallar un nombre adecuado. Para ello, debes seguir las siguientes pautas:

  • Brevedad: De preferencia, el nombre de tu emprendimiento debe ser lo más corto posible. Esto debido a que es mucho más fácil recordar algo breve que un nombre increíblemente extenso.

Si es posible, que esté compuesto únicamente de una palabra o dos. Pero si logras componer un nombre de más de dos palabras que sean breves y que tengan un sonido que rime, también es buena idea.

  • Originalidad: Es importante que tu nombre no tenga sea muy parecido a nombres de otras empresas ya existentes. Esto es así porque pueden llegar a confundirte con otras empresas y tus nuevos clientes pueden terminar yendo con la competencia.
  • Verificar que el nombre no esté registrado: Algo que sucede con frecuencia es dar con el nombre perfecto, pero encontrarnos con la sorpresa de que este ya ha sido registrado.

Aunque pueda ser frustrante, es importante que repares cuando sucede esto. Pueden llegar a surgir problemas legales al escoger un nombre que ya es utilizado por otra empresa.

Para evitarlo, es ideal investigar en páginas de marcas registradas, así como echar un vistazo en las redes sociales y motores de búsqueda.

6) Trazar un plan estratégico

Este paso corresponde a plasmar por escrito tu propio plan de negocio.  Aquí podrás ver a detalle lo que tendrás que hacer para que tu idea pueda arrancar y ponerse en marcha.

En este se contemplarán cosas como tu mercado objetivo, tus competidores, así como una estimación de los costos que necesitarás atender al principio.

Con un plan bien detallado, será mucho más sencillo emprender un negocio y presentar tu idea a un grupo de inversores que te brinden financiamiento.

7) Entender a la administración

Para que un negocio se mantenga a flote, es necesario generar ingresos y gestionar adecuadamente el dinero que circula dentro. Tener conocimientos básicos de finanzas y contabilidad es crucial en el  momento de emprender un negocio. Es importante mantener una contabilidad al día de cada ingreso y gasto de las operaciones que se realizan. Así podrás tener a vista lo que sucede y manejar tu inversión de manera adecuada.

8) Elaborar lo que ofrecerás

Una vez cubierta la administración, el siguiente paso para emprender un negocio es centrar tu atención en lo que buscas brindar al público. Si en tu mente está el ofrecer productos, puedes tomar algunos de los siguientes caminos.

  • Ofrecer un producto tuyo: Se enfoca en diseñar y elaborar tu propio producto. La ventaja de esto es que puedes crearlo de acuerdo a tus gustos y posibilidades e intentar orientarlo de manera que logre sobresalir.
  • Promocionar productos de terceros. Consiste en ayudar a otra persona o empresa a vender productos que ellos tienen. La ventaja de esto es que no necesitas invertir tiempo en tratar de crear el tuyo propio.

Tan pronto como se encuentre lista tu tienda, podrás empezar a vender y generar ganancias inmediatamente. No tendrás que preocuparte por tener que administrar un almacén o realizar los envíos de los pedidos.

  • Tomar un producto que ya existe y darle un toque personal. Puedes elegir asociarte con otra marca y acordar en efectuar ventas de sus productos con cierta modificación en ellos.

Un ejemplo de esto podría ser el recibir camisas de un proveedor externo y añadirles un logotipo para después venderlas a los clientes.

9) Establecer el esquema adecuado para el negocio

Al emprender un negocio tienes que elegir el esquema indicado, lo cual repercutirá en cada sección de este. De acuerdo a tus necesidades, mercado y características, deberás optar por la que más se adapte a ti. En cualquier país solemos encontrar dos esquemas, que son las organizaciones de un solo propietario y las corporaciones. Las de propietario único son ideales si tú eres el único implicado en tu empresa, y eres directamente el encargado de las operaciones y gestión. Tienes la posibilidad de emplear a otras personas, pero será necesario registrarte para hacerlo. Al elegir una corporación, podrás incluir a otras personas como encargados de la propia empresa. Sin embargo, el proceso para realizarlo es mucho más extenso y complejo. Antes de elegir un esquema, hay que tomar en consideración ciertas cosas, entre ellas están:

  • La ubicación: De acuerdo a la nación de residencia, existen diferentes obligaciones y esquemas posibles.
  • El giro de la empresa y su tamaño: Dependiendo de la orientación del negocio, puede ser necesario un esquema u otro.
  • La dimensión de la empresa: De igual forma, el tamaño de este también influye. Conforme va creciendo, quizá será más beneficioso que des un paso hacia una organización más grande.

10) Revisa todo lo relacionado con lo legal

Hay una importancia enorme en estar al tanto en lo que se refiere al tema de la legalidad, fiscalidad y regulación. Cada empresa se encuentra bajo el rigor de las normas geográficas y del sector en que se desempeña. Al emprender un negocio, es vital recibir una orientación profesional en este ámbito para mantenerte funcionando de manera correcta y evitar caer en sanciones innecesarias.

11) Apóyate en herramientas digitales

Emplear herramientas digitales te permitirá automatizar ciertas tareas importantes que demandan mucho tiempo hacerlas manualmente. Por lo que invertir en ellas ayudará que estas actividades sean mucho más fáciles y se les saque el mayor provecho posible. Entre algunas de las actividades en las que contar con un recurso digital puede ser de gran utilidad al emprender un negocio, se encuentran las siguientes:

  • Contabilidad: Emplear un programa especial para llevar tu contabilidad te apoyará en poder llevar registrada cada operación de tu negocio de manera mucho más sencilla.
  • Correo electrónico: Un software especializado en la automatización de correo electrónico. Así, será posible mantener comunicación constante con la clientela y mandar los correos a la hora mas adecuada del día.

12) Selecciona una localización adecuada

Dependiendo del tipo de actividad que estés llevando a cabo, será el lugar que necesitarás alquilar para emprender un negocio y mantenerlo funcionando adecuadamente. Para esto, necesitas tomar en cuenta lo siguiente:

  • Tu necesidad de almacén: La cantidad de productos que necesitarás almacenar. Quizá al principio sea suficiente con el garaje de tu casa. Pero conforme aumente tu clientela, necesitarás tener un lugar con mayor capacidad.
  • Espacio para efectuar las ventas: El lugar donde tus clientes te visitarán para comprar tus productos o servicios. Hay mayores posibilidades de que un cliente pase a visitarte en un local céntrico y transitado que asistiendo directamente a tu casa.
  • Preparar los envíos: Al igual que el almacén, necesitarás ocupar un espacio donde te sea posible preparar los pedidos de tu clientela. Este lugar deberá ser lo suficientemente grande y contar con todas las herramientas necesarias a tu alcance.

13) Forma tu equipo y delega tareas

Para todo emprendedor es necesario contar con el apoyo de otras personas para realizar todas las tareas que tu negocio necesita. Uno de los errores al emprender un negocio que más se suele ver es tratar de hacerlo todo por nuestra cuenta. Aunque esto es físicamente posible al principio, deja de serlo conforme la empresa se expande y nuestra cartera de clientes aumenta más y más.

Ya que es complicado que trates de abarcar cada actividad, debes saber crear tu propio equipo y delegar tareas a quien mejor corresponda. Por otra parte, emprender un negocio con amigos podría ser de gran utilidad al ayudarte con la parte administrativa y de propiedad.

Consejos adicionales al momento de emprender un negocio

Ten confianza

Si encuentras una idea de negocio que es viable y puede dar frutos, lo único que necesitas hacer es mantener la confianza en ella. Sobre todo, cuando ves que todos tus esfuerzos parecen no dar los resultados esperados. Emprender un negocio nunca es sencillo, pero con un poco de experiencia y la ayuda adecuada, te será posible sacarlo adelante.

Apóyate en un equipo

Cuando se decide emprender un negocio, es importante contar con un buen equipo de profesionales expertos en su área de conocimiento. Intentar abarcar todas las tareas no es lo más productivo ni eficiente. Saber contratar personal calificado y delegar tareas te ayudará a ahorrar tiempo que podrás invertir en ejecutar otras tareas de mayor prioridad.

Administra sabiamente tu dinero

Al emprender un negocio, lo más seguro es que no tendrás dinero en exceso al principio. Para ello, es crucial que aprendas a administrar tus recursos financieros de la forma más adecuada posible. Por esto, es importante que desde el comienzo lleves una buena contabilidad donde registres cada operación que tu negocio realiza. Cada ingreso y gasto. Igualmente, mantener los gastos bajos al comienzo puede ser de utilidad. Conforme vayas ganando capital, podrás invertir en otras opciones que expandan tus medios. Tales como softwares especiales para cierta tarea, expandir tu almacén, contratar más personal, etc.

Preguntas frecuentes al emprender un negocio

¿Personalmente cuento con lo necesario para emprender un negocio?

Comenzar tu propia idea de negocio es un trayecto lleno de dificultades, pero también de gratitudes y cosas buenas.  Ten en cuenta que un emprendedor trabaja más que un empleado, debes estar dispuesto a asumirlo. Además, es vital contar con una serie de cualidades y destrezas; como la responsabilidad, determinación, perseverancia, organización, liderazgo, habilidades de comunicación etc…. Tal vez no posees algunas de las cualidades mencionadas, pero ten en mente que muchas de ellas las puedes desarrollar con esfuerzo y constancia.

¿Me encuentro listo para emprender un negocio y convertirme en mi jefe?

Emprender un negocio y convertirte en tu propio jefe incluye una serie de grandes responsabilidades que antes no tenías como empleado. Cosas como administrar los gastos, contratar y capacitar al personal, atender los procesos legales, ser un líder para tu equipo y buscar financiamiento. Estas serán algunas de las nuevas tareas que deberás asumir, sobre todo cuando tu negocio esta empezando. Debemos ser conscientes que ser nuestro propio jefe no es tan fácil como parece y tendremos que tomar decisiones difíciles la mayor parte del tiempo.

¿Cuento con la experiencia necesaria en mi nicho?

Tener conocimientos previos en el área donde vamos a emprender un negocio proporciona una gran ventaja. Así nos será más sencillo saber qué hacer, cómo llegar a nuestros clientes, como destacar y saber vender nuestras ideas a inversionistas.

¿Cuándo debo comenzar?

Antes de emprender un negocio, necesitas evaluarte tanto en el aspecto personal y laboral como en el financiero. Si actualmente gozas de una estabilidad emocional y mental saludable, este podría ser tu momento de arrancar tu idea. En cambio, si ves que ahora, por alguna razón no tienes esa estabilidad, quizá lo mejor sería posponerlo por un tiempo. Emprender un negocio involucra altibajos que pueden llegar a afectarte de manera importante. Mirando el aspecto laboral y económico, debemos analizar cómo está nuestra situación. ¿Tienes algún sustento que pueda ayudarte a solventar tus gastos? ¿Cuentas con una lista de deudas que pagar?.

Antes de lanzarte a una aventura empresarial, primero necesitas tener asegurado un ingreso constante a tu cuenta y gozar de una buena economía. Cuando se va a emprender un negocio, nunca se sabe qué rumbos puedes tomar o si lograrás generar ingresos en los primeros meses.

¿Tengo en mente alguna alternativa si mi idea no prospera?

Al momento de emprender un negocio necesitamos tener una mentalidad positiva y creer que podemos lograrlo. Sin embargo, siempre es bueno contar con algún plan alternativo en caso de que la idea que generamos no llegue a salir adelante. Lo mejor es tener más de dos opciones posibles a nuestro alcance. Así nos aseguramos de proteger nuestro patrimonio y salir en las mejores condiciones posibles

¿Estás pensando emprender un negocio? ¡Yo te puedo ayudar!

Como ves, emprender un negocio involucra una amplia serie de procedimientos y aspectos que no se suelen tener en cuenta al concebir una idea. Sin embargo, con un poco de esfuerzo y trabajo, sacar adelante tu nuevo negocio será pronto una realidad. Si, a pesar de esta guía, aún tienes dudas sobre cómo emprender un negocio, te invito a que me contactes. Te guiaré paso a paso y te brindaré la asesoría que necesitas para llevar tu idea al éxito.

 

¡Por cierto!

Si aún no te has suscrito a nuestra newsletter gratuita, te invito a hacerlo ahora. Te mantendremos informado de novedades legislativas, subvenciones, ayudas y noticias que serán de tu interés.

Suscríbeme a Bolein Newsletter Asepyme

¡Porque si tú te tomas en serio los impuestos, nosotros también!

Artículos relacionados sobre emprendimiento y negocios

Si necesitas asesoramiento para informarte sobre cómo emprender un negocio contacta con el equipo de abogados y asesores especialistas.