14 diferencias entre Empresario y Emprendedor

Existen numerosas diferencias entre un empresario y un emprendedor, aunque muchas veces los conceptos son confundidos debido a que ambos términos son ampliamente utilizados cuando se habla de negocios.

Una de las razones por las que se crea esta duda, es que hay muchos emprendedores que son también empresarios. De hecho, la mayoría lo son, puesto que desarrollan ideas bastante acertadas con sus negocios.

Sin embargo, no todos los dueños de empresas suelen ser personas emprendedoras, algunos son de mente cuadriculada y se centran solo en comprar y vender productos, sin pensar en desarrollar nuevas cosas.

Otro motivo que ha llevado a la confusión es que también poseen una semejanza; tanto las personas que son empresarias como las personas emprendedoras, buscan la manera de satisfacer necesidades a través de la creación y el manejo de una empresa.

14 Diferencias entre empresario y emprendedor

Qué características diferencian a las personas emprendedoras de los empresarios

La mejor manera de encontrar diferencias entre empresario y emprendedor es a través del concepto lingüístico. Por dictamen, el emprendedor es esa persona que se hace parte de un negocio, convence a muchos de sus ideas y logra un crecimiento progresivo, mientras que el empresario posee la empresa, la dirige y la desarrolla hasta un punto establecido.

Gran parte de los empresarios que no figuran como emprendedores han comprado sus empresas o las han adquirido de una herencia.

Por otro lado, el empresario trata con clientes que ya han sido seleccionados en su planificación, mientras que el emprendedor trabaja con un público menos definido pero más viable para el desarrollo de sus planes. Sin embargo, debido a la naturaleza de las actividades desarrolladas por ambos, las diferencias entre empresario y emprendedor a veces no quedan tan claras para algunas personas, por lo tanto, es conveniente tocar otros aspectos para profundizar.

Diferencias entre las personas emprendedoras y las empresarios

Podemos encontrar un sinnúmero de diferencias cuando estamos analizando estos dos importantes roles. Conviene señalar algunas para aclarar cada uno de los conceptos:

1. Ideas

El empresario se rige por reglas y esquemas ya establecidos, y tiene la capacidad de adentrarse en sectores relacionados con su negocio e intereses, para obtener los beneficios y el éxito planificado.

El emprendedor es capaz de desarrollar ideas propias y utilizar sus recursos para la materialización de sus proyectos.

2. Actitud

La actitud es una de las más notables diferencias entre empresario y emprendedor.

El emprendedor hace todo lo que esté a su alcance para sacar adelante su proyecto, sin importar las horas que trabaje. Podríamos afirmar que es alguien que se deja guiar mucho por la motivación, pese a cómo le esté yendo al principio de su camino.

El empresario se centra en dirigir la empresa y encontrar estrategias para solidificar y expandir su negocio actual, pero establece límites de tiempo.

3. Metas

El empresario es propiamente un jefe. Este se centra en desarrollar negocios que no solamente sean viables para él, sino también para todas las personas que dependen de la empresa. Tiene expectativas más grandes porque busca la manera de obtener ganancias sustanciosas sin exponer la seguridad económica de su personal. La estimulación del emprendedor, está más inclinada hacia la materialización de sus ideas y el reconocimiento público.

4. Experiencia

La experiencia también tiene parte en las diferencias entre empresario y emprendedor, puesto que de esta va a depender en gran manera la forma en la que se diseñan los planes de acción y se afrontan los problemas.

Los emprendedores son capaces de sobreponerse a cualquier fracaso y diseñar nuevas estrategias para el éxito. Por su parte, los empresarios difícilmente pasan por esto, ya que se anteponen a consecuencias negativas, es decir, la mayoría de las veces tendrán un plan B.

5. Personal

El emprendedor tiene el apoyo de un número reducido de personas que sienten simpatía y entusiasmo por sus ideas, pero trabaja solo, y muchas veces tiene que sobrellevar las dificultades sin la ayuda de nadie, asumiendo sus errores y sus aciertos. Por su parte, el empresario cuenta con un personal a su cargo, el cual ha sido entrenado y preparado para actuar en los momentos necesarios.

En otras palabras, el empresario contrata trabajadores que cumplirán funciones en la empresa y la ayudarán en su crecimiento, por lo cual, valora en gran manera la productividad. El emprendedor también contrata personal, pero primero los prepara psicológicamente y les ayuda a tener una actitud orientada al cumplimiento de sus sueños y metas. En este sentido, el empresario es un jefe, pero el emprendedor es más un guía o un compañero con experiencia.

6. Riesgos

El emprendedor vive permanentemente en riesgo puesto que no tiene nada planificado, sin embargo, una caída afectará solamente sus intereses; mientras que si el empresario fracasa se llevará por delante también a un grupo de personas que dependen de él. No obstante, el segundo difícilmente tendrá descensos en sus negocios porque ha tomado en cuenta todas las consideraciones necesarias para el buen desenvolvimiento del mismo.

7. Consumidores

Los empresarios piensan y defienden la premisa de que sus clientes son el mayor beneficio porque de ellos dependen las ventas, de ahí el famoso proverbio que dice “El cliente siempre tiene la razón”. Por su parte, los emprendedores ven a los clientes más como una responsabilidad con la que tienen que cumplir para no provocar una decepción.

8. Capital

Para un empresario, el hecho de perder dinero es causa de gran preocupación.

Para un emprendedor, el capital no es lo más importante, ya que podrá comenzar desde cero y llevar a cabo ideas frescas para encaminar otra vez el éxito.

9. Tiempo

Un empresario tiene toda la agenda planificada, es decir, establece un tiempo para cada actividad en la empresa y tiene muy claro el propósito de cada una de las horas invertidas. Por este motivo, el hecho de perderlo significa el retraso de una acción y/o el mal desenvolvimiento de alguna estrategia.

El emprendedor ocupa el tiempo que considere necesario, sin importar cuanto sea, ni colocar un límite.

10. Entorno

Otra de las distinciones entre las personas que son empresarias y las que son emprendedoras es que generalmente las primeras no se mueven de un lugar específico, es decir, todos sus planes, estrategias y acciones de negocios los desarrollan desde su oficina. Para las segundas no existe sitio fijo, sino que buscan adentrarse en los entornos que les convengan para su desarrollo.

11. Planificación

Si seguimos en la búsqueda de diferencias entre empresario y emprendedor, podemos encontrar la manera de desenvolvimiento en el campo laboral. El emprendedor diseña su idea, la evalúa y la ejecuta, mientras que el empresario establece roles para el cumplimiento de responsabilidades específicas. La vista de un jefe siempre estará puesta en las fluctuaciones que ocurren en el mercado para poder sobreponer su negocio ante ello.

El emprendedor actúa a medida que va pasando el tiempo porque está enfocado en la materialización de sus ideas. Por esto, le toca irse adaptando a los cambios e inconvenientes que vayan sucediendo. Pero el empresario no solamente trabaja para el crecimiento, sino que también se adelanta a las consecuencias negativas.

12. Éxito

Los empresarios visualizan sus ganancias a través de la productividad del personal capacitado y la gente que rodea su entorno. Estos se sienten realizados cuando su negocio está siendo rentable para cada una de las personas involucradas (incluidos sus empleados). Los emprendedores ven su éxito por medio de trabajo, esfuerzo e ideas creativas bien fundamentadas. Un emprendedor piensa que aun después de ejecutar un proyecto, existen miles de cosas que mejorar y retos que cumplir.

13. Proyectos

La adaptación a los proyectos también figura en el grupo de diferencias entre las personas que son empresarias y las que son emprendedoras, ya que las primeras se adaptan a cualquier tipo de plan que les sea encomendado porque están profesionalmente capacitadas para ello y prefieren trabajar en conjunto con otras personas. Las emprendedoras son diferentes; les gusta centrarse en ideas propias con las cuales tienen un gran apego.

14. Competencia

El empresario siempre va a tener un sinnúmero de rivales con los que deberá competir en todos los aspectos, por lo cual, tendrá que capacitar bien a su personal e idear buenas estrategias económicas. El único rival de un emprendedor es él mismo, por este motivo, buscará personas que tengan afinidad con sus ideas para hacerlas parte del proyecto.

Hemos aclarado las diferencias entre dos roles importantes del entorno empresarial. Ambos forman parte del mundo de las actividades comerciales, pero manejan sus proyectos y visualizan sus éxitos de maneras muy distintas. Es importante saber que todo emprendedor generalmente es empresario, pero existen infinidades de empresarios que no forman parte de los emprendedores.

Si deseas mantenerte informado de cuestiones de actualidad en torno a la fiscalidad y legalidad aplicable a autónomos y pymes, no olvides suscribirte a nuestra newsletter semanal gratuita.

Suscríbeme a Bolein Newsletter Asepyme

Artículos relacionados con autónomos

Si tienes más dudas relacionadas sobre las diferencias entre Empresario y Emprendedor, ponte en contacto con nuestro el equipo de abogados y economistas de Asepyme.

¡O llámanos al teléfono 963514919!